Los profesores no deberían tener derecho a gritarnos, O sea, la cuota la pago yo, eres mi empleado, ubícate. Ahora anda, cómprame algo.

(Source: issleep)